Twitter icon
Facebook icon
Google+ icon

Gastronomía y Vinos

Podemos destacar el pimiento procedente de las generosas huertas del valle. Entre los platos típicos se encuentran las truchas del Tera, los pichones a la rápida o a la benaventana, el bacalao a lo tío o a la cazuela, las ancas de rana y los cangrejos de río con su suculenta salsa. No podemos olvidar los asados en horno de leña de cordero lechal y el tostón. El queso zamorano de Santa Cristina de la Polvorosa con el pan de horno de leña de Manganeses está para chuparse los dedos. El pan típico de Zamora es el "Pan Feo". Todo ello acompañado de los vinos de esta tierra. En cuanto a éstos podemos decir que abundan los tintos, tirando su color a los claretes, normalmente equilibrados, aroma complejo, algo afrutados y que dejan un buen sabor de paladar. Los vinos son muy peculiares y variados, ya que cada particular los elabora de una forma propia, siendo su consumo local y familiar.

 

El Duero divide la provincia de Zamora en dos regiones: Tierra del Pan, en su ribera derecha, y Tierra del Vino, en la izquierda, evocadoras por sí mismas del fundamental papel desempeñado por la gastronomía en la cultura zamorana.
Los ricos pastos de la provincia zamorana alimentan al ganado ovino a partir de cuya gran producción láctea se elabora el conocido queso zamorano, con Denominación de Origen que garantiza su excelente calidad. Los ríos Esla, Aliste y Tera aportan a los hábitos alimentarios zamoranos unas espléndidas truchas asalmonadas que alcanzan carácter de excepción preparadas en la Puebla de Sanabria. El bacalao ajoarriero es plato de primer orden en los manteles zamoranos.

Al ajillo se sirven las ancas de rana, otra exquisitez que unir a la robusta gastronomía zamorana que, por supuesto, mantiene como base los productos cárnicos, especialmente representados por las carnes de vacuno de Aliste, Sayago en el oeste provincial, y elcordero, con el lechazo como referente inalterable.
Son característicos el bacalao a la tranca, o el pulpo a la sanabresa, condimentados con un fuerte y sabroso moje.

Los productos agrícolas zamoranos encuentran en la Tierra del Pan su mejor referencia en las harinas y los garbanzos de Fuentesaúco .

Y es en plena Tierra del Pan, en los alrededores de Toro, donde se asientan las 6.000 Ha de viñedos que proporcionan los vinos de Toro, con Denominación de Origen. Con otras dos comarcas vitivinícolas cuenta Zamora: junto a Portugal, en los Arribes del Duero,los campos de Fermoselle producen vinos blancos procedentes de la uva Malvasía y tintos basados en la Juan García; en la Tierra del Vino.

En Benavente-Campos, se elaboran rosados. La artesanía repostera encuentra sus mejores ejemplos en Zamora en el bollo maimón, el rebojo -bizcocho metido en harina-, las magdalenas y las aceitadas. 

Por ultimo, hay que destacar un gran producto autóctono de Santa Cristina de la Polvorosa: Los quesos.

Hay una gran variedad: de vaca, oveja, mezcla, curado, semicurado, fresco y otros. En Santibañez de Vidriales también se elaboran desde años los quesos Sansueña de gran reconocimiento y venta internacional.

Estos quesos acompañado de los buenos vinos de la zona, hacen que el paladar nos brinde una sonrisa.