Twitter icon
Facebook icon
Google+ icon

Avantales

Subscribe to canal de noticias Avantales
AVANTALES. Ayoó de Vidriales. Ideas, recuerdos, personas.
Actualizado: hace 1 hora 59 mins

Imágenes del verano (3): fiestas y celebraciones

Mié, 10/29/2014 - 22:53
Tercer capítulo de fotos del verano con las clásicas, las fotos de las fiestas y celebraciones que se han llevado a cabo este verano en Ayoó... 

Los jubilados, los primeros en ir de fiesta con su tradicional  comida de El Salvador, que se adelantó para no interferir en la celebración familiar de las fiestas.

Tina, la presidenta de la Asociación, su marido David, Pedro y Maruja en plena faena. Foto Gaby  Cortés.
Maruja, Trini, Amelia y Tina. Foto de Pedro Cortés.
Antonio y Pedro junto a las mesas ya preparadas para recibir a los comensales. Foto Gabyl Cortés.El calendario festivo lo abre la festividad de El Salvador y San Mamés, que este año, en su tradicional procesión, contó con la colaboración de la Agrupación de Pendones de Castrocalbón, dando una vistosa compañía a la Virgen y al Santo con sus grandes banderas ondeando al viento.


Tres pendones acompañaron la procesión, uno gigante, otro más pequeño y uno chiquitín que llevó Héctor, que comparte precisamente pueblo entre Ayoó y Castrocalbón.

Los pendones saliendo. Fueron plegados hasta salir del pueblo y de los cables aéreos.

Judith con uno de sus espectaculares vestidos.
Marian y Maribel, perfectamente ataviadas.
Pendones y cruces al viento.


Agustina procesionando descalza.
El santo a la espera.




Y por la tarde, juegos para los peques en las calles del pueblo...



























Y bailes y música para los mayores en Requeijo...


Foto de Ana Belén Pérez Otero.
Foto de Ana Belén Pérez Otero.
Los quintos maduritos y marchosos, aquellos nacidos entre el 49 y el 54, hicieron su ya tradicional comida de fraternidad, esta vez en los locales de los bajos del Ayuntamiento. Las fotos, como de costumbre, me las ha pasado Rodolfo Alvárez.


Foto de los participantes en la comida.




Y llegaron las fiestas de San Bartolo...
Cartelería de las fiestas.Inicio del desfile de las peñas. Fotos del desfile de las peñas colgadas por La Techno Music, la música del día.Foto La Techno Music.
















Víspera de San Bartolo. La ya tradicional merienda ofrecida por los cazadores en Requeijo.

Jose y sus melones :)Melonada. Foto de Ana Belén Pérez Otero.Foto Gaby Cortés.
Foto Gaby Cortés.
Foto Gaby Cortés.Foto Ana Belén Pérez Otero.

Y mientras se preparaba la merienda, otra novedad, la visita de los gigantes y cabezudos de Santa Cristina de la Polvorosa.

Foto de David García Tostón.
Foto de David García Tostón.
Foto de David García Tostón.
Foto de David García Tostón.
Foto de David García Tostón.



Foto David García Tostón.Foto David García Tostón.
Foto David García Tostón.
Foto David García Tostón.
Foto David García Tostón.


Foto Gaby Cortés. 
Foto Gaby Cortés.
Foto Gaby Cortés.
Foto Gaby Cortés.






Llega el supercamión de La última Legíón.



La última legíón llegó con un buen montón de seguidores. Foto La Techno Music.
 Foto La Techno Music.
Verbena. Foto Ana Belén Pérez Otero.























Categorías: Blogs de Ayoó

Imagenes del verano (2): Perafondo

Mié, 10/15/2014 - 11:01
Desde que hace unos años se constituyó la Asociación Cultural Perafondo, este grupo cada vez más numeroso se ha mostrado muy activo en la organización de actos tanto deportivos, centrados en la calva, como culturales. La excusa de reunirse para jugar a este juego tradicional la han llevado más allá y han querido implicar a todo el pueblo y trabajan mucho para organizar actos que sean del agrado de todos. 
Este verano han podido, por fin, ver cumplidas una de sus principales aspiraciones, tener unos campos para jugar a la calva en condiciones. El 9 de agosto se inauguraba el lugar, que ha sido habilitado en El Coito, junto a la báscula, más un pequeño local que se ha levantado junto a la cochera del autobús, al otro lado de la carretera. Nada menos que 33.000 euros ha costado habilitar las pistas, financiadas por el Grupo de Acción Local Macovall, Junta de Castilla León, Ministerio de medio ambiente, medio rural y marino y la Unión Europea, además de la cesión de los terrenos por parte del Ayuntamiento.








 
Para inaugurar las nuevas pistas, nada mejor que hacer un convite. Perafondo invitó a todos los jugadores, socios, simpatizantes y quien pasara por allí, a una meriendilla en la que había de todo para picotear (¡¡y bien que lo hicimos!!).








Primero, el juego...







Y luego, la comida...








Además de este acto, Perafondo ha organizado su ya habitual Semana Cultural en la que ha habido un poco de todo, charla, baile, senderismo (ejem ejem... me lo perdí, ¡¡me quedé dormida!!), desgustación de dulces, comida, juegos infantiles... Este año no hicieron la exposición de fotos antiguas, uno de mis favoritos... según me explicaron, mucho trabajo para poca respuesta de la gente... qué pena, era de lo que más me gustaba a mi.
Bailes regionales con un buen montón de mujeres vestidas con los ropajes tradicionales, todo un tesoro.


Degustación de dulces. Las mujeres de la Asociación presentaron platos exquisitos, tartas, dulces, pasteles, cremas.... entrabas y te servías, hummmmm, todoo buenísimo, doy fe (aunque la de la foto no soy yo, es Trini, la de Olegario).


Foto de Ana Belén Pérez Otero.
Foto de Ana Belén Pérez Otero.
Foto de Ana Belén Pérez Otero.
Foto de Ana Belén Pérez Otero.
Foto de Ana Belén Pérez Otero.
El viernes 15 hicieron la comida de socios en Requeijo, con música, baile, calva y buen humor. Foto Ana Belén Pérez Otero.   

Foto de Ana Belén Pérez Otero.
Foto de Adrián Pérez Antón
Leire y su abuelo Luis se lo pasaron muy bien. Foto de Adrián Pérez Antón.
Foto de Adrián Pérez Antón.
Foto de Adrián Pérez Antón.
Estas y otras fotos, las podéis encontrar en el álbum Verano 2014.

Más sobre el tema:
Noticia en La Opinión de Zamora.
Noticia en Interbenavente.
Categorías: Blogs de Ayoó

Imágenes del verano (1)

Mar, 10/14/2014 - 10:34
Cada vez voy con más retraso.... mediados de octubre ya pero, en fin, todo llega.... aquí están las imágenes del verano ayoíno, tanto las mías como las de aquellos que las han ido publicando en las redes sociales, sobretodo en el grupo de Facebook de Ayoó. ¡¡Os podéis ir buscando!!

Para comenzar el repaso, nada mejor que una imagen que aporta tranquilidad y sosiego. Un tarde en Requeijo, vista por Manu Alvárez.

Foto Manu Alvárez.

Protagonista especial e inesperada en Ayoó es esta corza que Mario recogió del monte y ha criado su padre, Ceferino, al que el animal sigue con devoción. Suele sacarla de paseo por Requeijo, para regocijo y sorpresa de todos los que andamos por allí y la vemos, confiada en quienes conoce, desconfiada con el resto. ¡¡Mimosa, la mascota de Ayoó!!




Foto de Anita Zapatero Alvárez.
Surcando los cielos de Ayoó estaba Mikel, el yerno de Rodolfo y Mari Nieves, una imagen que se va haciendo habitual, aunque no dejemos de mirar hacia arriba con admiración cuando le vemos volar por encima de nuestras cabezas... En este post, A vista de paramotor, recogimos alguna de las fotos que ha ido tomando en sus vuelos.



Pero este año también mirábamos hacia arriba por otro artefacto, por el helicóptero que un día y otro veíamos en el cielo... El primer día que lo vi, yo iba de paseo por la zona de Trapeñacabras con un par de amigos. Nos alarmó ver el helicóptero, estuvimos siguiéndole un rato, mirando el horizonte para ver si veíamos una columna de humo negro que explicase su presencia o pensando que había algún enfermo. Menudo susto cuando de repente, justo cuando estaba encima nuestro, accionó una especie de alarma... Luego supimos que más que alarma era saludo y que en el helicóptero iba José Benigno, el hijo de Agustina, hermano de Tania, que trabajaba ese verano en el servicio de extinción de incendios y que se elegía Ayoó para hacer los ejercicios habituales de mantenimiento del aparato. 

 
¡Y llegó el circo a Ayoó! Arribó a la campa del Coito un pequeño circo que estaba de gira por los pueblos de la comarca, un circo modesto, familiar, con el cartel de "Se alquila" en la ventana de la caravana y que dejó la estampa de ver una llama o un dromedario pastando en el lugar. El espectáculo... modestito. Unas piruetas con los animales, unas volteretas por aquí y por allá y la niña contorsionista de la familia, la estrella del modesto espectáculo.










La llama, la estrella en el exterior de la carpa.Burro, cabra y llama en la báscula.
El dromedario.Los niños disfrutaron de lo lindo tocando y llevando comida a los animales.Hora de entrar.
Categorías: Blogs de Ayoó

Los restos de la fábrica

Mar, 09/23/2014 - 12:03
La fábrica de harinas de Santibáñez cada vez es más un recuerdo. Tras el abandono llegó el derribo y este verano, cuando pasé por el pueblo, vi que ya casi no quedaban más que restos amontonados... triste final para una de las pocas industrias que hubo durante años en la zona.

Esto es lo que queda del lugar al que fueron nuestros abuelos y padres para conseguir la harina con la que amasar el pan y hacer la comida. Porque antes no se iba a la balda del super y se cogía lo que a uno le daba la gana. La harina era el final de un proceso lento y trabajoso, desde la siembra del trigo, la siega, la trilla, la recogida, guardar hasta el último grano en los sacos y llevar hasta la fábrica para convertirlo en polvo básico en la alimentación de entonces.







Tolvas, correas, tuberías,... hasta las famosas candongas, las chimeneas que coronaban el tejado del edificio, se retuercen ahora en una esquina, mientras las escavadoras dejan despejado el terreno de lo que fue la fábrica de harinas.
Categorías: Blogs de Ayoó

Tortilla dulce con sabor a abuela

Jue, 09/18/2014 - 22:56
Ayer no sabía que hacerme de cena y eché mano de lo más socorrido: unos huevos (además de pueblo, de esos que cada uno tiene un tamaño y todos la yema superamarilla). Los batí y lo que iba a ser una mera tortilla francesa cambió a medio camino. Recordé las tortillas con azúcar que me hacía mi abuela y eso hice, una tortilla francesa con azúcar por encima... ¡¡¡Estaba deliciosa y me transportó a mis años de niña!!!




Cuando yo era una cría, mis abuelos aún tenían hacienda y cultivaban las tierras. Mis padres se pasaban todo su mes de vacaciones ayudándoles en la siega, la trilla, los riegos... Todos se iban pronto de casa y cuando me despertaba iba a la cocina de humo y allí tenía mi desayuno: la tortilla de huevo con azúcar por encima que me dejaban hecha... hummm, qué rica y como me recuerda a mi abuela Menta. 

Cuando ya crecí un poco, me seguía dejando la tortilla pero ya podía prepararme un vaso de leche en la pequeña cocina de tres fuegos que había en la cocina de humo (toda la comida principal se seguía haciendo sobre el fuego). Me dejaban leche de cabra recién ordeñada, antes de que el animal saliera con la cabreada, que me bebía en mi enorme taza de porcelana (siempre guardaba algo para compartirlo con las gatas de casa...). 

En fin, teletransportación en el tiempo a partir de una noche tonta en la que no saber qué hacer de cena...
Categorías: Blogs de Ayoó

Pintxos a la ayoína

Jue, 09/11/2014 - 22:22











Patatas alioli – alitas fritas – alitas guisadas – crestas – langostinos – mollejas – croquetas – patatas bravas – chorizo – jamón – ensaladilla – empanadilla – huevo revuelto – setas con cebolla confitada – albóndigas – mejillones en vinagreta – pechuga con salsa de nata – muslitos picantes... uff, estas son algunas de las cosas que han desfilado por mis ojos este verano, cuando mis acompañantes o yo íbamos a tomar algo a alguno de los bares del pueblo... Una variedad que hace la boca agua y, no lo olvidemos, por la cara, acompañando a la bebida que se pida. Y sea en el bar de arriba, en el bar de abajo, en el chiringuito o, mi preferido de Santibáñez, el Xandra... ¡¡marchando una de pintxos!!
Categorías: Blogs de Ayoó

A vista de paramotor...

Mié, 09/03/2014 - 10:06
Además de bicis, camiones, autobuses, coches y carretillas, en Ayoó ha aparecido un nuevo artefacto móvil que no ha dejado de sorprendernos cuando lo vemos: el paramotor de Mikel.

Mikel es el marido de Nekane, la hija de Rodolfo y Mari Nieves y desde su paramotor, su parapente con motor, surca los cielos de Ayoó haciendo que todos levantemos la cabeza para ver ese cachivache de colores que anda por ahí arriba. El, por su parte, aprovecha que está ahí, para hacer fotografías de lo que tiene a sus pies. Y alguna de estas fotos las puso Nekane en el grupo de Ayoó en facebook y ahora me las ha pasado para que las pueda compartir en el blog. Gracias a ambos, estas son las imágenes...

El pueblo y Peñacabras, la loma sobre la que está recostado... así, en foto, no se notan tanto las cuestas, jaja... Lo que si se ven perfectamente son las hileras de piedra que forman la peña.

En esta, se ve Ayoó con Requeijo a medio término y los montes de León de fondo, una pasada de imagen...

Claro que ya se sabe aquello de "cazador, cazado"... estas son las fotografías de Mikel en plena acción:


Esta es una foto de Web Master de AyoodeVidrialescom, que tiene un camarón y se le acercó mucho más cuando estaba en pleno vuelo.Aquí, el motor del artefacto volador, cogido en la zona de Las Suertes una mañana de este verano: 

Categorías: Blogs de Ayoó

Atrapa una nube

Vie, 08/22/2014 - 17:36
"Atrapa una nube". Este es el nombre de un bonito concurso fotográfico que ha puesto en marcha el Centro de Iniciativa Turísticas (CIT) Río Eria. El título no engaña y lo que debe tener la imagen es, al menos, una nube. Así se recoge en las bases: "Las fotografías deben tener, al menos una nube, evidentemente no importa el lugar en el que se haga la fotografía".



Según se establece en las bases, habrá un único premio en cada categoría a la fotografía o serie fotográfica (3 fotos) que consistirá "en un marco de fotos digital, la utilización de la misma como portada en el segundo libro de relatos cortos y un diploma acreditativo. Además se realizará una exposición con las fotografías más votadas dentro de nuestra agenda cultural".

Si alguno está interesado, en esta dirección se pueden consultar todos los detalles de la convocatoria: CTR Eria  
La fecha de entrega de las fotografías es el 31 de Agosto... ¡¡¡¡aún hay tiempo!!!!

Lo cierto es que es un tema precioso porque viniendo a Ayoó con una cámara en la mano, es imposible no haber disparado una y otra vez hacía arriba, queriendo atrapar esos cielos tan preciosos, esas puestas de sol, las tormentas... ni la mejor cámara puede atrapar la belleza total del momento, pero intentar, lo intentamos. 

Aquí alguno de mis intentos...

Peñacabras.
Peñacabras.
Desde Peñacabras.
Osilga.
Paseo a Osilga.
Se acerca la tormenta.
Paseo a Osilga.
Puesta de sol.
Atardecer desde mi terraza.
Paseo a Osilga.
Paseo a Osilga.


Paseo a Osilga.
Puesta de sol en Requeijo.
Peñacabras.
Categorías: Blogs de Ayoó

Fotografías del cuaderno de cultura Ageo

Lun, 08/18/2014 - 00:00
En este Cuaderno de cultura Ageo se publicaron antiguas fotografías realmente preciosas. No sé de dónde salieron, creo que de la familia Ferreras, puesto que no de los hermanos, Antonio, era amigo de Mariano Rivera Sánchez, la persona que lo puso en marcha con la ayuda de la alcaldesa, de Sofía, y el que recibió el encargo de hacer una bandera para el pueblo. Estas son las imágenes, aún con la poca calidad que tienen (escaneado de una revista), son ciertamente curiosas y preciosas todas ellas:


Portada de la revista con un fotomontaje en el que se ve el nuevo escudo de armas de Ayoó sobre la fotografía del momento de la presentación de la bandera desde el Ayuntamiento.

La siguiente foto es de la familia Ferreras y es la casa que se encuentra en El Canto, frente al ahora ayuntamiento, antaño la casa de mi tío Agustín Riesco. Ahora, la parte de la vivienda es de uno de los hermanos, creo que de Antonio y la de abajo, donde las puertas grandes, de Manolo y Paulina (y donde yo me he tomado más de un café y me han dado conversación y wifi, todo sea dicho...)

Así me la presentaba Manolo Ferreras cuando le pregunté: "La foto es nuestra casa. En ella está a la derecha mi madre, Martina, el de el guardapolvos es mi abuelo Dámaso y la otra señora es la madre de Sebastián y Guillermina, Jesusa. Referente a la casa y mi abuelo, mi abuelo tenía comercio allí, vendía de todo lo que en aquellos tiempos se necesitaba, desde pastillas para la fiebre (Pentatiazol) hasta clavos y pez. Mi abuelo tambien fue el secretario del pueblo muchos años."

No lo menciona Manolo, pero me suena que se comentó sobre esta imagen que la persona que está a la derecha, junto a un trillo, era un artesano que iba de pueblo en pueblo arreblando eso, los trillos, reponiendo las piedras de abajo, las maderas... creo recordar que venían de un pueblo de Segovia y se solía alojar en esta casa, de ahí que pose en la estampa familiar.

Las tres siguientes fotos son de momentos de baile en el campo, se supone que celebraciones de San Bartolo donde antaño se hacía, en Canredondo, más allá de las Morales. No sé de quién eran las fotos, no he podido preguntarle, pero por la indumentaria de las mujeres diría que la primera foto es más antigua, más como de comienzos del siglo XX, por los vestidos de las mujeres, con el rodao y el pañuelo a la cabeza, mientras que en la tercera se ven faldas más cortas y menos pañuelos.  Pero ya digo, a falta de información, son suposiciones.




Esta fotografía ya la había puesto en el blog, aquí. Es una preciosa imagen de Manuel Ferreras en la que se ve la procesión de San Bartolo pasando por la calle donde está su casa, la que era de sus abuelos, donde está ahora el Ayuntamiento. Si observamos con atención vemos que además del palio, que va en segundo término, desfilan dos de las imágenes que hay en la Iglesia, la Virgen del Rosario y, creo, la Virgen de la Inmaculada. Además, se observa a alguno de los vecinos cargados de cohetes pirotécnicos.
La imagen se supone que es de los años 50, pero sin poder precisar más.


Y la última imagen es el retrato de esta señora, imagino que familia de los Ferreras, pero no sé quién es.

Categorías: Blogs de Ayoó

Cuaderno de cultura Ageo (4)

Vie, 08/15/2014 - 00:00





PREGÓN DE LAS FIESTAS DE SAN BARTOLOMÉ1998
POR D. MARIANO RIVERA VAZQUEZ
Tengan el oído atento rapaces y rapazas que juegan por las calles, mozos y mozas que perdidos entropican por el Coito, y mayores que aseranan con sus ruecas y sus fusas al amor de la lumbre.
Dejen por un momento las mozas de ir a buscar agua a la fuente de la Iglesia, que no es trabajo, sino excusa para encontrarse con sus galanes en las huertas de la Fuente y Prapalacio.
Descansen guadañas, arados y azadones que sobre las castigadas espaldas de los hombres y mujeres de Ayoó partieron a trabajar las tierras.
Encierren en los corrales las cabras y ovejas que al toque de trompeta salieron camino de Peñacabras, y las vacas y yeguas que al son de la campana fueron hacia Requeijo, el Robedillo o la Veiga.
Abrid puertas y balcones, ventanas y celosías de todas las casas de Ayoó. De las que están llenas todo el año, y de las que en estas fecha se vienen a llenar con los hijos del pueblo procedentes de toda España.
Porque vamos a celebrar San Bartolo. Cuando un incendio amenazaba destruir casas y bienes de esta villa los vecinos se encomendaron a San Bartolo y este mitigó el fuego con agua de lluvia. Curiosamente, Bartolomé significa en sirio “hijo del que mantiene suspendidas las aguas en la altura”. San Bartolomé fue un apóstol que marchó a Licaonia, la India y Armenia a llevar la palabra de Cristo. Se enfrentó en su camino con muchos demonios a los que destruyó y así le vemos representado en el retablo de la Iglesia.
Pero este año podemos estar doblemente contentos al tener un escudo de armas que recoge lo más entrañable dela historia de la Villa y de sus habitantes.


En el primer cuartel sobre campo de plata trae una cruz potenzada de gules. Cruz que hace referencia a los Caballeros Templarios que construyeron la torre que conocéis como castillo y fueron los señores de Ayoó, Carracedo y Congosta hasta que disolvieron la Orden.
El segundo cuartel trae sobre campo de azur un báculo de oro. El báculo recuerda el antiguo Monasterio de ageo que derivó en la palabra Ayoó y que se encontraba en lo que hoy es nuestra Iglesia de San Salvador. De él salieron los monjes para fundar numerosos Monasterios en El Bierzo.
En él existía una gran Biblioteca y escritorio en el que se copiaron numerosos libros que fueron a parar a los nuevos monasterios. El Monasterio de Ageo era un importante foco de cultura y formación del que salieron numerosos Santos, Obispos de Astorga, Priores de Monasterios y administradores del Reino de León. Cuando otros pueblos de los alrededores no eran más que simples caseríos, el Monasterio de Ageo es el principal núcleo de población del Valle de Vidriales.


El tercer cuartel trae sobre campo de gules un azadón y un códice de oro. Estos hacen referencia a San Genadio. El Santo que salió de Ayoó para funda el Monasterio de San Pedro de Montes. Fundó posteriormente varios monasterios, los dotó con alhajas, libros y tierras. Creando núcleos de población junto a ellos. Por eso aparece el códice en señal de los libros y el azadón con que roturó las nuevas tierras para el cultivo.
Pero quedan tres detalles muy importantes. Los colores o esmaltes que aparecen en el escudo que hacen referencia al carácter y virtudes de los vecinos de la Villa.
Los jóvenes del pueblo aportan el color gules o rojo que en heráldica significa que la virtud de nuestra juventud es la caridad, y de las cualidades humanas la alegría, la magnanimidad, el ardid, el honor, el valor, la victoria, el furor, el atrevimiento, la valentía, la generosidad, la nobleza, la intrepidez y el vencimiento como sangre. Tened en cuenta mozos y mozas que por traer este color en vuestro escudo estáis obligados a socorrer a los oprimidos de la injusticia.
Los hombres aportan el color azur o azul que señala como virtud principal la justicia, y de las cualidades mundanas la alabanza, la dulzura, la nobleza, la perseverancia, la vigilancia, la recreación, el delo y la lealtad que se han de tener a su soberano. Padres de Ayoó al llevar el escudo este colo indican que estáis dispuestos a luchar por vuestro honor hasta la última gota de vuestra sangre. Porque no como dijo Calderón: Al Rey la hacienda y la vida se la he de dar, pero honor es patrimonio del alma y el alma solo es de Dios.
Por último, las mujeres traen la plata o color blanco, haciendo alarde de sus virtudes de sus vecinos que son la humildad, la inocencia, la felicidad, la pureza, la templanza y la verdad, y de las calidades humanas, la hermosura, la franqueza, la limpieza, la elocuencia, la integridad y el vencimiento sin sangre de sus enemigos. Al traer este color en el escudo señalan que su valía en el trabajo es tanto como la de los hombres recordando el juramente de las Cortes de Aragón al Rey bien pueden decir: Nosotras que somos tanto como vos y todas juntas más que vos.


Y estos colores unidos, cada uno con sus peculiaridades, sus defectos y sus virtudes,quedan recogidos en este escudo del Ayuntamiento de Ayoó que desde hoy ondeará en el Ayuntamiento y del que quiero hacer entrega a vuestra Alcaldesa y Regidora para que la coloque junto a las banderas de España y Castilla y León.
VECINOS DE LA VILLA DE AYOÓVIVA SAN BARTOLOVIVA AYOÓ
Categorías: Blogs de Ayoó

Cuaderno de cultura Ageo (3)

Mié, 08/13/2014 - 10:04





PREGON DE LAS FIESTAS DE SAN BARTOLOMÉ

1995

Por D. CELEDONIO PÉREZ SÁNCHEZ 
(Entonces, Redactor Jefe de La Opinión de Zamora)












Permitid por un momento, si gustáis, la arrogancia de que oso al presentarme aquí, en este escenario ante vosotros, moradores y moradoras de la Villa de Ayoó, a cantar, loar y anunciar con el clarín quedo de la pluma y el verbo, las vuestras fiestas de San Bartolomé. Os pido perdón por mi atrevimiento y me encomiendo, para lavar mi culpa, a San Salvador que todo lo puede y a los ermitaños y santos Genadio yArandiselo que purificaron con la oración este bendito Valle de Vidriales desde el Monasterio de Ageo, primer centro de espiritualidad de este privilegiado retazo de la mágica piel de toro, que aún no se llamaba España.


En esta atalaya, es verdad, podríais estar cada uno de vosotros pregonando y hablando seguido de los magnos festejos que hoy alborean, con aquellos adjetivos de verdad que dan las vivencias propias.


He de confesar, antes de seguir adelante, que siento una satisfacción y un orgullo pleno de estar aquí, en este pueblo, una villa típicamente mesetaria, pero a la vez, espuma de altozano, guardián de vegas feraces que manan pan, vino y productos hortícolas, atalaya de oasis y cobijo de la más pura hidalguía castellana y leonesa. Satisfacción y orgullo que se hinchan al estar junto a vosotros, gentes de bien y retina abierta, que habéis abrazado la modernidad sin romper el cordón umbilical que os une a vuestros ancestros, a la ruralidad y a las tradiciones.


Sé que lo hacéis, pero bueno es recordarlo. Debéis presumir de ser vecinos de Ayoó allá donde estéis. Hacerlo siempre y más en estos días en que la liturgia lúdica que ahora saludamos os dan la capitalidad del Valle de Vidriales. Esta presunción no es falsa altanería de gallo de corral. Es consciencia de una historia, respeto debido a vuestros antepasados, obligación moral con un devenir que bebe en las sombras mágicas de la prehistoria.


Hallazgos de hachas y otros útiles domésticos prueban que en vuestros genes purificados por el Almucera hay vestigios del neolítico. Por estas tierras pasó el Gran Aníbal, el cartaginés indomable. Aquí estuvieron asentados los vacceos y más tarde, las legiones romanas que completaron la conquista de Hispania siguiendo el itinerario 17 de los Antoninos que desde Artúrica se dirigía a Brácara Augusta, y descansaba en Petavonium, en el lugar de Sansueña.


Desde estas mágicas estribaciones de las Carpurias, de Ayoó se iniciaba la conducción de agua que abastecía la ciudad de Brácara Augusta. No podía ser de otro lugar si no de este, paraíso de manantiales, que hoy sigue siendo un oasis en esta reseca Castilla por las grandes urbes. Os queda la grandeza que da la historia y la tradición, os queda la calidad de vida en el campo, os queda vuestra dignidad y vuestras ganas de trabajar, os quedan vuestras ricas tradiciones. Que nadie vea la botella medio vacía y menos en estas fiestas.




Con este acto abrimos unos festejos que se manifiestan en el pueblo desde siempre. Hay que honrara a San Bartolomé, apóstol de Jesús, callado y paciente. Natanael de la humildad, ejemplo de fe. Como moradores de pro de estas tierras tenéis la obligación de gozar y disfrutar de estos días. Las fiestas que hoy comienzan son el patrimonio que os une a vuestros antepasados. Debéis ser conscientes de que vuestros padres, vuestros abuelos, todas las gene3raciones que han vivido en Ayoó se han unido en la ceremonia de la juerga, la liturgia de la diversión y la parafernalia de la fiesta. Este sentimiento lúdico está, sin duda, en el origen de la creatividad que siempre ha distinguido a las gentes de este pueblo.


Niños, jóvenes, mayores, todos habéis de estar en la calle en estos días, vivir la fiesta y disfrutar de un sentimiento de distensión y amistad, San Bartolomé, sólo se celebra una vez al año, sólo hay unas decenas de San Bartolomés a lo largo de la vida. Por eso hay que aprovechar y sentir la celebración en el ánimo del que se revitaliza, del que rejuvenece su espíritu sondeando en los caminos del regocijo y el deleite.


El programa de actos es largo y completo. Hay actividades para todos los paladares. Que os gusta mover el cuerpo a son deportivo, pues hale, a escoger la actividad más propia. Si el ánimo está por otro ritmo, no hay inconveniente: orquestas a mansalva. No podéis olvidar que estáis obligados a dejar bien alto el pabellón que vuestros antepasados supieron ganarse en buena lid: el de ser excelentes bailarines, facultad que, sin duda, muestran más espectacular mente vuestras mujeres, a la vez que en belleza reconocida en todas partes.


Y ya, como no quiero que me echéis de la tribuna a tomatazos, me voy en un segundo, no sin antes pediros que os abracéis a la jarana, al cachondeo. Es tiempo de diversión y de expresar la alegría de no poner límite al chiste y a la broma., Bebed limonada para calmar la sed y los malos pensamientos


¡¡Viva San Bartolomé!! ¡¡Viva Ayoó!!

Categorías: Blogs de Ayoó

Cuaderno de cultura Ageo (2)

Lun, 08/11/2014 - 09:42




PREGÓN DE LAS FIESTAS DE SAN BARTOLOMÉ

1989

POR D. ANTONIO CASADO 
(Periodista, nacido en Ayoó)














Ayolinos:


Un año más la tierra nos llama. Una llamada sentida con la misma fuerza en Ayoó que en Bilbao, en Hospitalet de Llobregat, en Carabanchel, en Barcelona, en Santurce, en Madrid o en San Adrián de Besós.


Unos y otros, los que se fueron y los que quedaron, buscan el maternal regazo de la tierra para abrazarse al menos una vez al año. Así alivia la tierra su silencio y se consuela de su soledad. Porque un año más ha llegado San Bartolo, y por San Bartolo, en Ayoó de Vidriales nadie está solo ni callado.


Ayolinos, amigos, hermanos:


Esta tierra nuestra herida por la soledad, bien lo sabéis, por la soledad y el abandono.
Solamente ahora, cuando empiezan a caer las últimas hojas del calendario de Agosto, alegra el gesto con una sonrisa abierta, desde Requeijo hasta La Peña, desde Valseco hasta Osilga. Ríe, porque sus hijos están juntos.
Luego llegaré el otoño y volverán de nuevo los fríos y de nuevo la soledad y el silencio. Nuestra tierra, como una madre olvidada en hilanderos de tantos inviernos solitarios, recobrará entonces la tristeza que consiste en llorar por dentro.
Baile en Canredondo.



Nuestra tierra siempre llora por dentro. Por eso, este es un pueblo de humedad subterránea y fuentes generosas.
Dentro de nos días, muchos de vosotros volveréis al lugar donde se pace. Es inevitable, pero, aunque digáis lo contrario, se es de donde se nace. Lo sentiréis cada año por estas fechas, y pobres de vosotros si entonces miráis hacia otro lado.
Que este pensamiento nos acompañe a todos. Mientras nos invade la alegría, de momento, no es tiempo de pensar, si no de divertirse, que es forma alegre de pensar.


Ayolinos:
Demos la bienvenida a los forasteros. Que se encuentran como en su casa. Y todos, a lo que ahora importa.
Que hasta San Bartolo, desde su retablo, baile de alegría, alegría y jolgorio, porque ha llegado la hora de divertirse.
Por San Bartolo, por Ayoó, por todos nosotros. Animo, adelante y sobre todo, que tengamos la fiesta en paz.


Amén.
Procesión en Ayoó.
Categorías: Blogs de Ayoó

Cuaderno de cultura Ageo (1)

Sáb, 08/09/2014 - 20:24
En el año 1998, siendo alcaldesa Sofía, se publicó un cuadernillo titulado Ageo en el que se pretendía hablar de la historia de Ayoó, su origen, su pasado... Buenas intenciones que quedaron resumidas en un solo ejemplar de la revistilla, si no estoy equivocada, y con una bandera para el pueblo diseñada por Mariano Rivera Vázquez.

Alguna vez había ojeado algo de este número y hace un par de años, me la dejó Alberto Alonso. Aquí está lo que en ella se escribió para todos aquellos que nunca tuvieron la ocasión de verla.





AGEO
Cuaderno de cultura
1998
INTRODUCCIÓN

Pensamos que ha llegado la hora de arrojar un poco de luz sobre la historia y los orígenes de Ayoó de Vidriales y los pueblos que forman su alfoz, es decir, Congosta y Carracedo. Que hay que abandonar los mitos y crónicas que no se ajusten a la verdad y a la realidad histórica par recuperar los documentos que de forma fidedigna irán configurando la historia de la Villa de Ayoó.

La historia no es una lista de fechas, ni los hechos relevantes de personas importantes. La historia recoge también los hechos de los aldeanos de Ayoó puesto que ellos hicieron la historia.

En el pueblo no hay apellidos grandilocuentes pero los Tostón, Fe45reras, López, Martínez, Zapatero, Cano, Lobato, Pérez, Castaño, etec, fueron los que hicieron historia. Este primer cuaderno cultural sobre Ayoó recoge a grandes rasgos la historia del pueblo durante la Edad Media, el pregón escrito pen 1989 por el hijo del pueblo D. Antonio Casado, el pregón realizad en 1995 por D. Celedonio Pérez Sánchez y por último el pregón que realizó este que suscribe en 1998 en el que se recoge la leyenda del escudo de Ayoó.

Quiero dedicar este trabajo a la familia Ferreras Baz, por la que llegué a Ayoó y la que me pidió que realizara el estudio de la historia y el escudo del pueblo.

Agradecer por último a Doña Sofía Tostón, Regidora de Ayoó, a su corporación municial y a todos los hijos del pueblo el interés que han mostrado por Historia de Ayoó y su Heráldica. Ese interés ha hecho posible este cuaderno.

Mariano Rivera






HISTORIA DE AYOÓ EN LA EDAD MEDIA. UN PRIMITIVO ASENTAMIENTO.

Los primeros habitantes de lo que hoy es Ayoó fue un asentamiento de cazadores-recolectores previo a la dominación árabe. Cierto era que el campamento romano de Petavonium estaba próximo. Pero resulta muy aventurado decir que se tratara de una villa romana o un asentamiento vacceo. La arqueología nos aportará en un futuro más datos al respecto.
Este asentamiento fue destruido por los árabes cuando dominaron esta región.


EL MONASTERIO DE AGEO

Una comunidad de monjes se instala sobre este antiguo asentamiento construye un monasterio. Dedicarán el monasterio a “Agio”, santo en lengua griega y se conocerá como Monasterio de Ageo. Agio derivará en la palabra Ayoó que da nombre al pueblo.
Este Monasterio era un cenobio masculino que vivía bajo la regla de San Benito. En él existía una biblioteca que contaba con las obras de San Valerio y en las que se exaltaba la vida de San Fructuoso. El primer documento escrito que hace referencia a Ayoó es el Testaqmento de San Genadio en el año 915 y nos indica que ya existía el monasterio en la segunda mitadl del siglo IX.En él se formaron varios religiosos de gran valía y de allí saldrán para fundar otros monasterios por El Bierzo.

El Mäs importante es San Genadio que vive en el Monasterio en los últimos lustros del siglo IX en la época en la que Arandiselo era Abad del Monasterio de Ageo. San Genadio pide permiso a su Abad Arandiselo para abandonar Ageo junto con otros doce y repoblar el abandonado Monasterio de San Pedro de Montes (fundado anteriormente por San Fructuoso). Arandiselo se lo concede otorgándole su bendición y Genadio con su grupo abandonará el Valle de Vidriales en el 892. Posteriormente fundará más monasterios, ocupará la sede episcopal de Astorga y subirá a los alteres.

Junto a él salieron otros doce hermanos de los que se conoce el nombre de seis:

San Vicente, que sustituirá a San Genadio como Abad en el Monasterio de San Pedro de Montes cuando el segundo salga para ser Obispo de Astorga.

San Urbano, que será Abad del Monasterio de Santiago de Peñalba y en cuyos brazos morirá San Genadio.








Fray Martín, Abad del Monasterio de San Andés de Montes.
Fray Donadeo, nombrado Abad en el año 916, de Santa Leocadia de Castañeda.
San Fortis, que sucedió como Obispo de Astorga a San Genadio.
Salomón, que fue Abad del Monasterio de San Justo y Pastor y Obispo de Astorga.

Cuando San Fortis ocupó la sede de Astorga, en el Monasterio de Ageo en el 925 será Abad Zacarías. Este asistirá en numerosas ocasiones como consejero al que había sido anteriormente monje en Ageo y que ahora era Obispo de Astorga. Según Quintana Prieto, la presencia de Zacarías en Astorga es debida a que los monjes que fundaron el Monasterio de San Dictino procedían también de Astorga.

En el año 1015 volvemos a tener noticias del Monasterio de Ageo cuando el Obispo Jimeno hace la permuta de la Villa de Mayorales que pertenecía a los monjes de Ayoó por otra villa.
La incursión árabe realizada por Almanzor alcanzó el Valle de Vidriales y los árabes destruyeron el Monasterio de Ageo. Sus monjes fueron dispersaros y una vez que desapreció la amenaza de los musulmanes se volvieron a instalar allí.



LA ORDEN DEL TEMPLE EN AYOÓ

La Orden del Temple que era muy influyente en la región llega al Monasterio de Ageo expulsa a sus monjes y se instala allí. Los monjes recurren al Obispo de Astorga, pero los templarios no abandonarán Ageo y los benedictinos no volverán.
En el Reino de León tenían varios bienes. El Maestre de los templarios de León lo era también de Castilla y en algunas ocasiones, de Portugal. Ageo pertenecía a la encomienda de Benavente. En Benavente estaba el Comendador de la Orden, sabemos incluso que en 1272 era Comendador en Benavente Fray Oyràz Eanes.

En Ayoó existe una construcción defensiva a la que se llama castillo y que más que castillo es una torre o atalaya levantada por los templarios.

Los templarios permanecieron como señores de Ayoó hasta que en 1308 se produce el proceso contra los templarios de Castilla. El 15 de Abril de 1310 son citados por D. Gonzalo, Arzobispo de Toledo, al Concilio de Salamanca. Aunque son declarados inocentes, el Rey Fernando IV tomó sus bienes, encomiendas y balyas al comenzar el proceso y no los restituyó jamás.

Ayoó permaneció en manos de la corona hasta 1371 en que Enrique II hace donación de estos señoríos a Pérez de Valderrábano.

Por último, volverá a pasar a manos de Francisco Enríquez en 1504, junto con la villa de Alcañices, mediante carta real otorgada por los Reyes Católicos. A partir de entonces pertenecerá al Marqués de Alcañices hasta el siglo XIX.



Categorías: Blogs de Ayoó

Procesión de San Mamés

Jue, 08/07/2014 - 21:08
Hoy, día de San Mamés, iremos procesionando hasta la ermita, como se viene haciendo desde hace años y años y años. En las imágenes que hay a continuación no hemos ido muy lejos en el tiempo, solo hasta el pasado año, hasta 2013.

El pendón del santo por delante...

 Y por detrás...

La Virgen del Rosario a la espera de ser sacada en la procesión.


¡¡¡Mi ama, pillada al vuelo!!!





Marian entrevista entre las andas...


Marian y su hija vestidas al modo tradicional.



Pedro llevando su mortaje, como hacen él y otros vecinos en estas procesiones (ver aquí).



Me gusta mucho esta foto de Judith ahí, ausente entre el barullo de la gente que está a la puerta de la ermita, sentada sobre el banquito en el que se sube para quitarle la parte superior de la corona a la Virgen y que no golpee en la puerta al meterla. Solo al avisarla, posó tan guapa.



Categorías: Blogs de Ayoó

Escombros

Vie, 08/01/2014 - 09:40
En la zona de Trapeñacabras, mi padre tiene un terreno en el que sus primos, los albañiles Jesús y Felipe, dejan algunos restos de casas que han tirado. Mi padre aprovecha la madera para los tiempos de estufa y para mi hijo se ha convertido en un lugar de aventura, donde nos pasamos horas examinando los escombros y lo que hay allí. Un día fuimos con el abuelo y donde yo solo veía montones de un poco de todo, mi padre fue capaz de identificarme, esto era parte de la viga maestra, esto se ponía para sujetar las tablas del techo, esto era un cargadero... me enseñaba cómo se hacían las formas para que las maderas encajaran, el tipo de clavos que se usaban para una cosa o para otra... toda una clase de construcción de las viejas casas de entramado de madera y barro. Y yo, también aproveché para hacer alguna foto de las cosas que por allí asomaban... un tesoro entre los escombros.


Esto quedó un poco macabro, en la mesita había una cinta de corona fúnebre.
El cajón del armario, muy sencillo, decorado con unas hojas esculpidas en la madera.









El mal de estas viejas casas, la carcoma que ha comido toda la viga.






Mi padre (Oier por detrás) en la inspección de los restos.

¿A qué parece un resto de fémur gigante?



Categorías: Blogs de Ayoó

Viejos carros

Dom, 07/27/2014 - 00:00
Por los campos de Ayoó, en los alrededores del pueblo, aún quedan restos de carros que en su día hicieron su servicio y que ahora van cayéndose a pedazos. Estos son algunos de los que he ido recogiendo fotográficamente a lo largo de los años:

Este es el carro de la cabecera de Avantales. No sé de quién era, lo encontré en El Tiar y entonces, en el año 2003, aún tenía bastante buen aspecto y conservaba hasta el color azulado de su esqueleto y ruedas y los dibujos de las costanas.




Unas costanas parecidas me encontré en un callejón que hay al final de la calle El Canto. Hasta pensé que eran de ese carro, pero no, azules y con dibujos estarcidos similares, pero eran de otro vehículo.



Estos otros carros ya estaban en peor estado... Estaban en El Tiar, muy cerca de la zona de las castañales.






Y estos, abandonados en Peñacabras....









Categorías: Blogs de Ayoó

Otros acarreos, carros y carreteros

Jue, 07/24/2014 - 00:00
Carro de leña. Web El país de los maragatos.


Acarrear se asocia con la recogida de las mieses, del pan, del centeno, la cebada.... pero también se acarreaban otros elementos, la leña, por ejemplo, que era costosa porque ¿dónde hay leña? Dónde los carros no entran... había que dejarlos a distancia y luego cargarlos.


Carro de Ramiro y Rosi preparado para ir a por abono.


También se cargan de abono, que se hacía en el invierno y tenía sus propios problemas: “Cuando ibas a por abono, muchas veces pasaba de meter el carro en un charco y se quedaba atollado y había que vaciarlo, sacarlo y volverlo a llenar”.

Y es que atollar el carro no era extraño. Aquí recuerda mi padre, una de estas situaciones: “En La Chana corría una zona muy baja y se quedó el carro metido. Ibamos con sacos de harina. Se rompió una camella (zona del yugo curvada donde se acopla la cabeza del animal) del jugo. Llevábamos una vaca que le decíamos la bonita que era muy valiente y no se acobardaba, algunas se acobardaban y no tiraban, pero esa nunca, siempre intentaba tirar y sacar el carro y aquella vez también lo hizo, tiró y tiró hasta que el carro pudo salir”.





En Ayoó había varios carreteros: el Ti Eulogio, el padre de Aurea, el Ti David, conocido así, como El carretero; Tio Luchi, el marido de tía Agustina (se llamaba Gabriel, pero en casa le llamaban así, Luchi, que a él no le gustaba demasiado... y así sigue llamando mi padre ahora, en broma, a su nieto, a Paulino). En los alrededores, el Ti Silverio de Congosta también hacía y en san Pedro de la Viña, Vicente El Carretero. En cada pueblo había al menos uno”.

El carro cabecera de Avantales Lo encontré una Semana Santa
de hace unos cuantos años en El Tiar.“La bracera se hacía de negrillo, tiene mucha hebra y no parte tan fácil; las ruedas de encina, que es más dura, encina seca; la costana de pino, chopo y negrillo; los espigas del barbijos, agujeros grandes para sujetar las costanas. La encina se metía en el abono de los cochos donde estaban los encañados, donde había agua, en invierno, para tener buena madera. La madera se corta en invierno y en menguante mejor”.
Categorías: Blogs de Ayoó

Acarrear

Lun, 07/21/2014 - 10:47
Hace justo un año (¡madre mía, cómo se pasa el tiempo!) estábamos repasando las labores que se hacían en julio en el campo. Ahí dejé medio colgada la de acarrear. Tras repasar con el comité de sabios (mis padres) el tema, esto es lo que me cuentan de esta dura tarea:
Las pernillas del carro eran similares a las de la imagen, más
pequeñas porque estas son de un remolque de tractor.

Los carros eran la pieza fundamental de la labor del acarreo de todo lo segado desde las tierras a las eras. Se preparaban para la faena poniéndoles pernillas, una ampliación de las costanas que servían para aumentar su capacidad. También se colgaban los dogales, las cuerdas, con las que amarrar los manojos.
En esta foto que se pudo ver en la exposición de Perafondo del verano 2013, se ve a uno de los hijos de Fermín Martínez en un carro preparado para el acarreo (la foto está recortada para ver mejor el carro).
La colocación de los manojos en el carro era todo un arte: Se ponían los manojos unos para delante y otros para atrás y la espiga en medio. Entraban unos 100 o 120 manojos. Se amarraban con los dogales, uno de delante a atrás y el otro al medio.
“Había que saber cargar. Se decía, cuidado, que llevas el carro abortizo,que está a punto de derramarse”.
Acarreando centeno. Fotografía del Museo Virtual 20 minutos.
Pero ir con el carro cargado hasta los topes por aquellos caminos de polvo y piedra no era fácil, como recuerda mi padre: “Ibas con el carro y para que no diera vuelta, que no era fácil, pero alguna vez pasaba, el sobeo* tenía vicio (=sitio, espacio, que no estaba colocado apretado) y no le pasaba nada a las vacas”. Es decir, no se quedaban enganchadas por el yugo volando hacia arriba, aunque alguna vez pasó: “Recuerdo que a uno se le aflojó el cornal (la cuerda o cinta de cuera con la que se unen los cuernos al yugo) y al bajar con la cuesta abajo se ponía el carro trasero (que tenía mucho peso atrás y se volcaba), se dio la vuelta y quedaron las vacas colgando”.
La cuesta de La Pedrera actualmente. Hacía arriba...
...y hacia abajo.“Era peligrosa La Cuesta de La Pedrera, uno se tenía que colgar de atrás para que no quedara el carro delantero, demasiado inclinado hacia las vacas, que no se podía dominar. Carro trasero era cuando se subía, que subir mal pero bajar, peor. Carro delantero se decía también cuando iban muy bajas las vacas”.
Otra imagen de la exposición de la Asociación Perafondo de este verano pasado. Los padres de Lupe, Santiago y Genovena (ambos, por cierto, fallecidos en el último año) preparan la meda en las eras.
En las eras se colocaba todo lo acarreado haciendo medas, todo en un cuadro. “Las espigas para dentro, una vez que era la meda alta se ponía como un tejado inclinado con la espiga tapada para que no se mojase si llovía”.
Para acarrear se hacía entre los de la familia.
En casa recuerdan aquel trabajo como uno de los más duros. “Nos levantábamos a las 3 y las 4 de la mañana para llegar a la tierra cuando amanecía. Había que ir hasta la Chana, Ayoó Pequeñino, a Los Becerriles... Trabajar mucho para producir poco. Ahora, las cosechadoras en un cuarto de hora te lo hacen todo”.
*Sobeo: tira ancha de cuero que servía para unir al animal al yugo. Aquí está explicado.

Categorías: Blogs de Ayoó

El juego de los cartones

Vie, 07/18/2014 - 10:53
Uno de los juegos preferidos de los niños (con o, los varones) de la época de mis padres era el de los cartones. Cartones que no eran otra cosa que las cajas de cerillas, la envoltura de papel. Se recogían aquellas que se usaban en las casas pero también se compraban, una perra gorda o dos, por un ciento de cartones. Mi padre recuerda que él apañaba “los de tía Agustina y tía Quica, que no tenían hijos pequeños y me los guardaban”.


“Llevábamos los cartones vacíos en el bolsillo, aplastados... también los guardábamos en el pupitre de clase o en escondites que teníamos por la calle. Decíamos, vamos a jugar a los cartones y ya nos poníamos todos los rapaces”.
Se jugaba con las tajuelas, que eran de piedra planas o bien de hierro, sacadas de los arados, de las que se rompían de la cuchilla.
Se jugaba “a matar la tajuela”, que según me explica mi padre era hacer un cuadro en el suelo y marcar una raya. “Decíamos, ¿a cuánto se pone, a dos? Nos poníamos a cuatro o cinco pasos, se tiraba y el primero que con una tajuela le daba a los cartones que estaban dentro y salían eran para ti. Se tiraban los turnos según quedaba la tajuela cerca de la raya”.También se jugaba “a la monta”, si quedaba encima la tajuela, te llevabas el cartón de otro.
“Recuerdo un enfado muy gordo de Fermín, con este juego de los cartones. Era un crío de 10 años y había perdido todo su capital de cartones en el juego. Fue donde el Ti Germán, que era su tío e iba como disimulando, hola tío, qué tal, venia a veros... hombre, chaval, qué quieres... quieres comer, quieres un mordín de chorizo? Y Fermín, bah, pan y chorizo, bah... ¿Quieres una perra gorda?... Bah, una perra gorda se tira y se pierde... bah... y al final ya el ti Germán le dijo a la mujer “anda, dale un real al rapá” y ya contento, con lo que había conseguido decía, Ah, bueno, ya un real, eso ya es algo... el Ti Germán era muy chistoso contándolo y a Fermín le sentaba muy mal y no quería que se lo recordasen.
Categorías: Blogs de Ayoó